|
FLASH DEL ESTE
|
|
|
ON AIR..
OPININ
"DÍA DEL NIÑO PARAGUAYO Y LA GRAN MENTIRA"
Jueves, 17 de agosto de 2017 08:27:09

Compartir en Twitter Compartir en Facebook Compartir en Linkedin Compartir en Tumblr

El asesinato de niños paraguayos ocurrió el 16 de Agosto de 1869, en la Guerra contra la Triple Alianza. En la escuela desde niño nos relataron que aquellos niños guerreros fueron reclutados para pelear y que utilizaron BARBAS POSTIZAS hechas de las colas de los caballos o pintadas con carbón para fingir ser adultos... Crecimos con esa gran MENTIRA. Refutando tan infantil cuento y sin entrar a desmenuzar los pormenores de ese terrible acontecimiento, quiero analizar 3 aspectos y como punto 1, aclaro que esas versiones fueron plantadas por los escritores aliados -principalmente brasileros y argentinos- y absorbidas y promovidas hasta hoy por los legionarios (traidores de la Patria) para justificar una gran matanza de inocentes criaturas. ¿Será que fue una hazaña matar niños: degollar, despedazarles con las patas de los caballos, y como broche de oro, amontonarles y quemarles?

El plan del brasilero genocida conde D`Eu coincide con la ideología argentina y de su gran ícono Sarmiento: que "al paraguayo hay que matarle hasta en el vientre de su madre". Tal deseo diabólico llegó a la concreción en ese oscuro día escribiéndose así (con tinta roja de sangre inocente) una de las páginas más vergonzosas e inéditas de la Historia Universal.

La brutal carneada de niños duró aproximadamente 8 horas, luego se dio la orden de incendiar el pastizal en donde se encontraban los cuerpos moribundos de los inocentes niños quemándose en su totalidad. Aquellas madres que pretendían auxiliar a las criaturas eran salvajemente violadas y asesinadas, siendo pisoteadas, algunas, por los caballos. ¡Vaya cobardía! ¿Se sentirán orgullosos de su historia?

Punto 2. Suelo ver las versiones que también se maneja: “los niños fingían tener armas reales al poseer fusiles de madera”. Considerando el lapso de tiempo entre la masacre de Piribebuy del 12 de agosto y la de Acosta Ñu, fecha 16 del corriente mes, son nada más 4 días. De haber existido 3.500 niños en ese lugar ¿de dónde se iba a inventar cantidad de colas de caballo para las “barbas postizas” y fabricar tantas “armas de madera” para esa cantidad? ¿Acaso todos de los 20mil hombres del ejército brasilero eran miopes y no iban a darse cuenta de la estatura de los niños al rodearles por los cuatro flancos? ¿Acaso esos niños van a jugar al “pistolero” al apuntarles con “armas de madera” a los cañones y armas de verdad de los brasileros? Ridiculez que quieren hacernos creer. Jamás importó si eran niños, mujeres o ancianos, ellos venían a MATAR. Pero sale la versión de que ellos “creyeron” que eran soldados fuertemente armados al verles con “barbas”. Mentira señores. Nada justifica la cruel carneada de inocentes. E insisto con esto: era un placer para ellos asesinar a esos niños, ya que era el plan, AL PARAGUAYO HAY QUE MATARLE HASTA EN EL VIENTRE DE SU MADRE.

Punto 3. Se hace viral la versión de: “López ordenó que peleen esos niños para entretenerle más a los aliados y así huir”. “López se escudó con los niños”, etc. Gran mentira señores. López desde la gran matanza en Piribebuy ya no estaba en el lugar. Ordenar la retirada y trasladar los cuarteles no es sinónimo de huida. Esos niños ya venían años observando cómo eran asesinados sus hermanos mayores, sus padres, primos, tíos, vecinos… ya asimilaban la gran causa nacional y el sentido común: defender la Libertad o morir antes que ser esclavos de esos asesinos invasores que vinieron a destruir una nación tan progresista y ordenada, una de las más adelantadas de toda América.
Hay que aprender a querer aprender. Al paraguayo de hoy le falta hábito de lectura. Se prefiere más googlear y buscar “resumen” de toda una historia para evitar leer todo un libro, es por ello que consumimos muchas mentiras y nos lavan el cerebro mecánicamente, sin rodeos, y ya sacamos conclusiones odiosas hacia nuestros Héroes y Heroínas. Debemos de cambiar esas versiones que nos hicieron y nos siguen haciendo creer. Rebatir tantos falsos argumentos las cuales siempre mantuvieron en una cerrada tergiversación nuestra Historia Nacional. Hacer uso del raciocinio, ser epistémicos y hablar con la verdad, puesto que la verdad nos hará libres. Que nadie nos venga a contar nuestra propia Historia.

En las escuelas con un “hasta abajo papi” para el bailongo no se consigue entender la verdadera historia. Esta fecha no tiene que ser más que una simple chocolateada, tortas y regalo de juguetes, hay que tener otra visión, analizarlo desde otras perspectivas, tratarlo con otra óptica para así entender que una fecha como hoy murieron –masacrados- tantos niños para que en nuestra cédula de identidad diga NACIONALIDAD PARAGUAYA, que se sacrificaron tantas vidas, tanto de niños, niñas, jóvenes, adultos, mujeres y ancianos, regándose con sangre el suelo guaraní por años, para que nuestra raza, tan férrea e inclaudicable, se mantenga latente y eterna.

Aprendamos a encariñarnos con nuestra Historia, no tenemos nada para avergonzarnos, sino todo lo contrario, en cada actitud de un valiente paraguayo te sentirás identificado y orgulloso, muy orgulloso de formar parte de esta genética: hablar del Paraguay es hablar de Gloria. Siempre sufrió y como el Ave Fénix de las cenizas nuevamente se levantó y surgió.

¡Feliz día del Niño a los pequeños pero gigantes Héroes de la Patria!!!!!
Vivan los Niños Paraguayos !!!

Escrito por:
Walter Ramon Ravinovich

Fuente: Flash del Este/FDE


Vea también...
04-01-2017 12:28:29 Si pudiéramos

31-10-2016 08:37:29 Santiago Peña sos una PENA



DEJA TUS COMENTARIOS:

Obs.: FLASH DEL ESTE Producciones y Eventos no se responsabiliza por los comentarios posteados.